El empleado que plantó marihuana en dependencias municipales volverá a su puesto en octubre

marihuana sepes ayuntamiento Huesca

El empleado público que fue sancionado con cuatro años de suspensión de empleo y sueldo por plantar marihuana en las naves del Ayuntamiento de Huesca se incorporará a su puesto de trabajo el próximo mes de octubre, un año antes de lo esperado. Según el Juzgado de lo Social de Hueca que se encargó del caso, la sanción que corresponde a los hechos es de tres años de inhabilitación de empleo y sueldo y no cuatro como le impuso el Ayuntamiento, por lo que en dos meses volverá a ocupar su puesto como empleado municipal.  Tras estudiar la sentencia, y según aconsejaba la parte letrada que representa al Ayuntamiento y los servicios jurídicos del consistorio, la junta de portavoces municipal respaldaba por unanimidad no interponer recurso al Tribunal Superior de Justicia de Aragón y aceptar la vuelta del trabajador.  La sentencia del tribunal responde a la realización de un acto de cultivo de 63 plantas de marihuana para el consumo propio, en unas naves de propiedad municipal sitas en la calle Almudévar s/n.  Los hechos, a pesar de la alarma social creada, no fueron constitutivos de delito al no superar el número de plantas una determinada cantidad.  Este, junto con el que afectó al Jefe de bomberos del parque de Huesca, fue uno de los casos de personal más conflictivos con los que se tuvo que enfrentar el pasado equipo de gobierno.  Por cierto, que la parte administrativa del primero quedó resulta, pero todavía esta pendiente de un posible juicio, si es que finalmente se celebra, la parte penal.

Comentarios