Mesa de negociación municipal con la presión de la calle

La mesa de negociación del Ayuntamiento de Huesca se vuelve a reunir este martes con la presión de la movilización convocada por los sindicatos. A las ocho de la mañana está prevista una concentración de empleados públicos a las puertas del consistorio oscense. Este lunes, la alcaldesa y su equipo más cercano se reunía con la plantilla de la policía local con la intención de reconducir la situación.

En todo caso, este martes, un cuarto de hora antes de que se inicie la reunión de la mesa de negociación, los empleados públicos del Ayuntamiento de Huesca están convocados a concentrarse a las puertas del palacio consistorial con la intención de mostrar su malestar con las medidas del gobierno central y con la forma de cómo las está aplicando el equipo de gobierno municipal.

Dicha concentración llega con el precedente de la organizada el lunes 23 en la que miembros de la policía local de Huesca, que en ese momento no se encontraban de servicio, impidieron la entrada al parking municipal a la alcaldesa de la ciudad.

De hecho, este lunes se llevaba a cabo una reunión entre buena parte de la plantilla de policías, incluidos sus representantes sindicales, y el equipo de gobierno, en la que se trataban diferentes cuestiones.

A la reunión, que no tiene precedentes en el Ayuntamiento de Huesca, asistían por parte del equipo de gobierno, la propia alcaldesa, el primer teniente de alcalde, Gerardo Oliván, y el concejal de seguridad ciudadana, Eloy Solano.

La imagen de este martes, a buen seguro, será cuando menos llamativa, porque, como apuntaba el concejal de personal y primer teniente de alcalde, Gerardo Oliván, los propios policías locales de servicio este martes deberán vigilar a su compañeros que, a buen seguro, se concentrarán a las puertas del palacio consistorial.

Comentarios