Se acabaron las horas extra en hospitales y se abre el turno de tarde

A partir del 1 de agosto, y con fecha indefinida, dejan de realizarse las llamadas peonadas en los hospitales de la provincia. Se trata de las horas extraordinarias que realizaban los profesionales sanitarios durante la tarde, y que se crearon con el objetivo de reducir las listas de espera. El departamento de Sanidad ha confirmado este cambio, y añade que los quirófanos seguirán a pleno rendimiento porque se va a comenzar a contratar personal con turno vespertino, de tres de la tarde a diez de la noche.  En un lado de la balanza se encuentran los 270.000 euros que el Gobierno de Aragón espera ahorrar, sólo en el hospital San Jorge. En el otro, el aumento de las listas de espera, si finalmente las contrataciones de tarde no cubren la actividad que se realizaba hasta ahora, y que contabilizaba como hora extraordinaria. Por el momento se han hecho tres contratos de este tipo en el hospital Miguel Servet de Zaragoza.  Se trata de un cambio sustancial en el funcionamiento interno de un hospital, y de un giro a la política de gestión sanitaria de los hospitales públicos. Hace tan sólo tres meses el consejero de Sanidad rechazaba la desaparición total de las peonadas, aunque sí apostaba por “la mayor eficiencia en las jornadas matinales para que sólo las operaciones estrictamente necesarias se pasen a la tarde”. Finalmente el Salud ha decidido suprimirlas.  Es una directriz dada por el departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, que en las últimas semanas se ha reunido con diferentes responsables de los hospitales públicos y les ha trasladado la orden. En el hospital de Barbastro durante el verano ya no se estaban programando. En Huesca, aunque menos numerosas, sí se citaban todavía, pero el nuevo dictamen las elimina.  Previsiblemente las áreas más afectadas serán radiología, traumatología y oftalmología, las que más intervenciones citaban por la tarde.

Comentarios