Comienzan las obras de recuperación del lavadero de Benabarre

Hace unos días, se iniciaban los trabajos de restauración del antiguo lavadero de Benabarre que, por el momento, están consistiendo en tareas de limpieza de la zona. Por otro lado, recientemente, concluía la rehabilitación del molino y ahora ha comenzado la recuperación de utensilios y el diseño de la musealización.

Una vez finalicen los trabajos de limpieza, en el entorno del lavadero, se adecuara el mismo y se procederá a la rehabilitación y recuperación del lavadero.

El lavadero de Benabarre, que estuvo en uso hasta principios del siglo pasado, consta de una pila rectangular con dos partes diferenciadas, una para lavar y la otra para aclarar. Los bordes inclinados podían ser estriados, con el fin de frotar la suciedad de la ropa, o de losas lisas, con lo que, cada mujer, solía llevarse su lavandera o tabla de madera estriada y la pala de lavar con la que golpeaban la ropa. Las mujeres acudían a lavar con sus cestos colmados de ropa, su banquillo para protegerse las rodillas y los tajos de jabón hechos en sus propias casas.

Y, por otro lado, hace unas fechas concluían los trabajos de rehabilitación del molino de aceite. Ahora ha comenzado la recuperación de los antiguos utensilios que se utilizaban y también el diseño para musealizar este edificio que contempla, inicialmente, la colocación de paneles y vinilos con la intención de, en un futuro, poder completarlos e incluir también medios audiovisuales.

Se está actuando también en el entorno del mismo, en la plaza y en la calle de acceso.

Las labores de rehabilitación, financiadas entre DPH y ayuntamiento, han consistido en limpiar y acondicionar el molino de aceite de Benabarre, de una muela, que funcionó, durante buena parte del siglo XX, por lo que conserva intacta toda su maquinaria y depósitos de almacenamiento, oficinas y pesas.

Comentarios