El 2012 un año de trámite para el campo de trabajo de Labitolosa

Un año más, y son ya veintidós, la ciudad romana de Labitolosa, que se encuentra en las proximidades de La Puebla de Castro, ha acogido, como todos los veranos, el ya tradicional campo de trabajo, aunque los recortes han hecho que la de este año haya sido una edición especial, puesto que, las dos semanas de excavaciones se han reducido a una y porque tan sólo han podido participar siete alumnos cuando ha habido ediciones hasta con treinta y cinco participantes.

Audio sin título
Audio sin título

La directora del campo de trabajo, Mª Ángeles Magallón, explicaba que gracias a un pequeño remanente, o mecenazgo privado, se había podido sacar adelante una nueva edición del campo de trabajo. Recordaba que el campo, en sus veintidós años de historia, ha contado con diferentes presupuestos desde las 750.000 pesetas, del año 1.991, hasta 20.000 euros que ha sido la mayor cantidad destinada al mismo.

El hecho de no haber tenido partida presupuestaria asignada dentro del Plan general de Excavaciones de G.A, ha hecho que se hayan tenido que modificar las actuaciones planificadas. Se ha trabajado, principalmente, en la zona superior del yacimiento, en los accesos, y en la protección de algunos elementos que habían quedado al descubierto.

Este año han participado dos profesores y siete alumnos de la Universidad de Zaragoza.

El campo de trabajo concluye con una sensación agridulce, puesto que, aunque han podido continuar con su labor de estudio y protección del patrimonio, existe, por otro lado, la incertidumbre de saber si podrán continuar las investigaciones y actividades iniciadas.

Explicaba Magallón que, el recorte presupuestario, en el caso de Labitolosa, no sólo afecta al trabajo de campo sino también al trabajo que, durante el año, se realiza en la universidad, de investigación en el laboratorio y la biblioteca.

Comentarios