Satisfacción en el sector de cafés y bares, donde el calor ha propiciado el aumento del consumo

terrazas 16 agosto

La afluencia masiva de público los días 9,10 y 11 de agosto se dejaba notar en los cafés y bares de la ciudad de Huesca, con motivo de sus fiestas patronales, cuyos ingresos se incrementaban notablemente. No así a partir del día 12 donde se notaba un descenso del número de visitantes. Sin embargo, las altas temperaturas de los últimos días en la capital oscense propiciaron que el consumo aumentara, principalmente el de agua y cerveza.   Satisfacción, por tanto, con los resultados obtenidos, incluso mejores de lo que se esperaban en un inicio como consecuencia de la crisis económica. El responsable de Cafés y Bares de Huesca, Adolfo Sesé, lamentaba que, pese a las recomendaciones hechas desde la Asociación Provincial de Hostelería, se abusara en el precio de las consumiciones.   También hacía referencia a la calidad del servicio que, en ocasiones, se ha visto desbordado. Y es que, explicaba Sesé, los establecimientos deben hacer frente durante las fiestas, y en momentos puntuales, a grandes oleadas de gente que, en ocasiones, hacen difícil que se pueda prestar un servicio de calidad.  También insistía en la situación de desamparo en la que se encuentra este sector, al que se le exige mucho, frente a los chiringuitos y barras particulares que no hacen sino competencia desleal, y contra la que poco se puede hacer, concluía Sesé.  

Comentarios