Victoria en el debut liguero del Huesca 0-1 ante el Mirandés

once inicial SD Huesca (C. Pascual)

Un gol de Camacho en el minuto 21, al transformar una pena máxima cometida por mano de un defensa, le daba la primera victoria de la temporada a la S.D. Huesca que conseguía los tres puntos en Anduva. El Mirandés, recién ascendido, salió con mucho empuje y le creó problemas a los azulgrana en los primeros minutos, aunque no estuvieron acertados de cara al gol. Al final fueron los de Calderón los que se llevaron los tres primeros puntos de la temporada con mucho oficio y veteranía.  La S.D. Huesca salía con el 11 previsto con Luis García en la portería, Llamas y Camacho en los laterales, y con Helguera y Rivas en el eje de la zaga. En el centro del campo dos medio centros con Carlos Lázaro y David López, acompañados en las bandas por Núñez y Larena. Arriba Calderón decidía salir con dos delanteros con Nacho Novo y Tariq.  Las primeras oportunidades llegaban para el bando local con un Pablo Infante que le creaba muchos problemas al Huesca, y un Mirandés que también lo intentaba a balón parado. Luis García volvía a mostrar su calidad y evitaba el primer gol del partido con dos intervenciones de mérito.  A pesar de todo fue la S.D. Huesca quien se adelantaba en el marcador en el minuto 21 con un gol de Camacho de penalti. Pena máxima por una mano dentro del área de Garmendia tras una gran acción por la línea de fondo de Nacho Novo y ante el intento de remate posterior de Tariq. Los oscenses tuvieron oficio y paciencia y supieron aguantar las acometidas de los locales, tuvieron su oportunidad y la aprovecharon para llegar 0-1 al descanso.  En la reanudación, el Mirandés no estaba tan cómodo y la S.D. Huesca salía mejor, controlaba la situación y el marcador, e incluso pudieron aumentar la ventaja. El primer cambio de los oscenses mediada esta segunda parte era el de Jokin por Tariq. Los locales lo intentaban a la contra pero el Huesca controlaba la situación, en una segunda mitad muy trabada y con muchas faltas, además del calor, aunque el Mirandés no daba por perdido el partido.  Primera victoria que supone una buena dosis de moral para los azulgrana que el sábado que viene debutarán en casa ante el Numancia.

Comentarios