Preocupación entre los médicos de familia por el Real Decreto de asistencia sanitaria

Los médicos de La Sociedad Aragonesa de Medicina Familiar y Comunitaria están preocupados, por la situación que les va a tocar vivir a partir del 1 de septiembre, cuando entre vigor el Real Decreto por el que los inmigrantes ilegales pierden la tarjeta sanitaria, y no podrán ser atendidos en horario de consulta. Sólo serán atendidas emergencias, mujeres embarazadas o niños. Desde esta asociación se ha creado un formulario paras los médicos que quieren declararse objetores del decreto. En Aragón hay ya 100 solicitudes de objección, de los 700 que forman la sociedad.    En nuestra comunidad serán entre 10.000 y 15.000, las personas en situación irregular, que perderán el derecho a la asistencia sanitaria. Un problema que se presenta para los médicos, ya que ellos deben atender a todo el mundo, pero si lo hacen en horario de consulta, podrían ser sancionados por el Real Decreto, y si no lo hacen, incumplen su propio código médico. Esperan que desde las instituciones les aclaren como tienen que actuar, porque hasta ahora no han recibido respuesta.    Desde Gobierno de Aragón les han ofrecido colaboración para atender a los inmigrantes ilegales fuera del horario de consulta. Pero desde la Sociedad se critica que lo han hecho a través de los medios de comunicación, y no han hablado con ellos directamente, que son los que están esperando soluciones.    Consideran que son pocos los médicos que por ahora han solicitado ser objetores. No ayuda el periodo vacacional con mucho personal fuera del trabajo. La situación de duda, sobre como actuar a partir del sábado 1 de septiembre, continúa por ahora.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Comentarios