El llamado “desahucio express” favorecerá el mercado del alquiler

 El Consejo de Ministros del pasado 24 de agosto aprobaba una serie de modificaciones en la normativa que regula los alquileres de viviendas. Unos cambios entre los que se ha destacado lo que se ha venido a llamar “desahucio express”: si el inquilino se retrasa en el pago del alquiler, el propietario podrá denunciarlo y podrá ser desahuciado en 10 días si no presenta alegaciones. Unas condiciones que los expertos consideran que ayudarán a mejorar el mercado del alquiler en la provincia y en la ciudad de Huesca.    Ernesto Escolano, de Vive Asesores Inmobiliarios, señala que en la capital altoaragonesa “no nos podemos quejar”: no hay muchos desahucios ni retrasos en el pago de los alquileres. Pese a todo, señala que esta norma reduce considerablemente los plazos y ayuda al propietario que hasta ahora veía como pasaban los meses sin poder hacer nada a poder solucionar el problema en mucho menos tiempo.  Los cambios llegan también en cuanto a plazos para dejar el piso alquilado: el inquilino puede hacerlo avisando con un mes de antelación, mientras que el propietario puede obligar a que el arrendador deje el piso avisándole con dos meses de antelación, siempre y cuando sea para uso personal o de sus familiares.  Otro aspecto sobre el que incide la reforma es el de los plazos legales de duración del contrato de arrendamiento. Así, se reduce de cinco a tres años la denominada "prórroga forzosa" del contrato, que es aquella que permite que el inquilino opte por prorrogar su duración, prórroga que debe respetar el arrendador. Y también se reduce de tres a un año la denominada "prórroga tácita automática" del contrato, que es aquella que permite que, una vez transcurrido el tiempo pactado para la duración del contrato y su posible prórroga forzosa, el contrato pueda entenderse prorrogado tácitamente si las partes no señalan no contrario. 

Audio sin título
Audio sin título
Comentarios