El Salud reconoce que muchos “sin papeles” no pagarán sus facturas sanitarias

 Finalmente el Servicio Aragonés de Salud ha dado pautas a sus hospitales y centros de salud para que las personas sin residencia legal en el país reciban la atención sanitaria primaria y especializada. Tras la consulta se solicitarán los datos del país de origen del paciente y se le entregará la factura. De todas formas fuentes oficiales del Departamento de Sanidad aseguran que son conscientes de que muchas de estas personas no tienen recursos y no abonarán el coste de la atención. A pesar de ello insisten en que es una medida dirigida al llamado turismo sanitario europeo, no a personas sin recursos.   Es por ello por lo que confían en aumentar la facturación sanitaria con los convenios con los países de origen con los que haya convenio como los europeos, los latinoamericanos o algunos africanos como Marruecos.   Desde el Departamento de Sanidad Bienestar Social y Familia aseguran que los inmigrantes sin permiso de residencia tendrán la misma atención, tanto en urgencias como en el centro de salud o en las posibles consultas especializadas a las que deriven los médicos de familia. De todas formas estas personas, que el Gobierno aragonés cuantifica en unas 6.000, no tendrán derecho a una tarjeta sanitaria del Servicio Aragonés de Salud y por lo tanto no tendrán los medicamentos subvencionados. Sí hay algunas excepciones que mantienen la financiación de. 40% en el precio de los medicamentos. Son los inmigrantes ilegales menores de edad, las embarazadas, los medicamentos que se receten de urgencia y por último los pacientes con enfermedades calificadas de salud pública como el VIH.

Comentarios