Termina un verano con un “baile de cifras muy curioso” en la hostelería altoaragonesa

agua rios verano calor turista Naturaleza

Con la llegada del mes de septiembre, la hostelería de la provincia casi da por terminada la temporada veraniega. El periodo estival este año, según el presidente de los hosteleros del Alto Aragón, Roberto Pac, ha tenido “un baile de cifras curioso”, con un mes de julio algo más flojo de lo esperado y un mes de agosto ligeramente mejor de lo planeado. Por eso, señala, “no ha sido ni tan bueno ni tan malo”.  En la ciudad de Huesca, julio sufrió diferentes fluctuaciones en la ocupación relacionadas con los diferentes eventos que se celebraron en la ciudad. En cuanto a agosto, Pac apunta que “podría haber sido peor aunque se ha salvado”. De nuevo, San Lorenzo fue el momento de mayor ocupación aunque algo más bajo que otros años.   En cuanto al resto de la provincia, concretamente el Pirineo, las ocupaciones han variado según los valles, en el mejor de los casos se ha rondado una media del 60% de ocupación y el balance general “no es el más atractivo”.    La hostelería afronta ahora un mes de septiembre que viene marcado por la subida del IVA. En la provincia se ha recomendado a los empresarios que lo asuman ellos para evitar cargarlo al consumidor. Una medida que, asegura Roberto Pac, “va a complicar la existecia a los pequeños establecimientos”.

Comentarios