La internacionalización de Replega, próximo objetivo del certamen del coleccionismo

Más de 5.000 visitas procedentes de toda la geografía nacional avalan la IX edición de Replega 2012, la feria del coleccionismo general y popular de Monzón que se ha propuesto, para próximas ediciones, dar el salto al escenario internacional. No es para menos, y es que este año el certamen contaba con la presencia de coleccionistas de Andorra, Francia, Italia y Bélgica.

La feria se realizaba en el entorno del Recinto Ferial de Monzón. La parte exterior de la Nave de la Azucarera acogía una carpa de 800 metros cuadrados, destinada al intercambio de todo tipo de artículos de coleccionismo. También allí tenía lugar la segunda edición de coleccionismo nacional de pins y se mostraba la colección más grande del mundo de llaveros.

Entre las colecciones más curiosas, destacaban las que se instalaban en el interior de la feria, como una de las exposiciones más completas de fútbol, que incluía la maqueta más grande del campo del Real Zaragoza, “La Romareda”. Además, también reseñables son la colección de grifos de todas las épocas, la colección de Bonsáis naturales, la exposición del ferrocarril o una de las más importantes exposiciones de pegatinas nacionales, entre otras.

Mención aparte merece la exposición de coches antiguos, organizada por el club local de coches clásicos, que este año lograba congregar más de 150 coches, en su mayoría, automóviles de principios del siglo pasado.

El director de Replega, Chorche Paniello, afirmaba que esta edición ha sido muy importante porque “aunque sea una feria consagrada, era el momento de reafirmar y superarse”.

Por su parte, la alcaldesa de Monzón, Rosa María Lanau, y la concejal de Institución ferial, Marisa Mur, coincidían al destacar el hecho de que aun a pesar de los recortes, ha sido una de las ferias con más expositores de todas las ediciones. Además, han mostrado su satisfacción, pues el pasado fin de semana, se colgaba el cartel de completo en todos los establecimientos hoteleros de la ciudad, lo que ha obligado a muchos visitantes y expositores a alojarse en poblaciones vecinas.

Comentarios