La preparación del banco de medicamentos de Cruz Blanca sigue en marcha

Esta semana que va a comenzar trabajadores y voluntarios de Cruz Blanca Huesca se van a reunir para concretar el comienzo de la campaña de recogida de medicamentos, que con toda probabilidad será antes de que acabe el mes de septiembre. También decidirán cuándo realizan unas jornadas informativas para inmigrantes que ya no tengan tarjeta sanitaria o crean que pueden perderla.  Esta organización asistencial está trabajando en este proyecto de un banco de medicamentos que proporcione los fármacos a las personas que se han quedado sin cobertura sanitaria desde el pasado día 1. En la Casa Familiar San Lorenzo, en Huesca, los Hermanos de la Cruz Blanca ya tienen un espacio preparado para poner en marcha un almacén de fármacos para personas sin recursos. Desde el pasado sábado hay entre 6.000 y 8.000 de personas en Aragón (datos que maneja el Gobierno de Aragón) que han perdido su tarjeta sanitaria y por lo tanto la subvención del medicamento.   En los próximos días la Fundación comenzará con una campaña solidaria para que los altoaragoneses faciliten medicamentos e incluso dinero para comprarlos. Es un cambio que afecta ya a varios usuarios de la Fundación.   En un principio la idea era crear, además de este banco de medicamentos, un dispensario médico, una especie de centro de salud, con profesionales voluntarios que aconsejasen a los pacientes que se quedan sin tarjeta sanitaria, pero con la nueva directriz del Gobierno de Aragón de que los médicos atiendan de la misma forma a cualquier paciente se están replanteando la necesidad de este dispensario. Lo que sí sigue adelante es el banco de medicamentos que por ahora estará en su sede, en la Calle Calatayud, 24, aunque están en negociaciones con el Ayuntamiento para que les cedan un local.

Comentarios