El Ayuntamiento de Sabiñánigo apuesta por sus referentes turísticos pese a las dificultades

 Pirenarium y el Museo de Dibujo de Larrés son dos de los buques insignia del turismo del Serrablo. Unos espacios que no son ajenos a la crisis económica y que están pasando por dificultades. En el caso de Pirenarium la gestión ha pasado a ser municipal, para lo que se ha creado una comisión especial. El Museo de Dibujo sigue gestionado por la Asociación de Amigos del Serrablo pero se habla de buscar una fórmula jurídica que implique a las instituciones. El Ayuntamiento de Sabiñánigo aprobaba la creación de una Sociedad Mercantil Municipal para gestionar Pirenarium, esta comisión debe elaborar una memoria financiera y estudiar la viabilidad económica del proyecto.     El Parque de los Pirineos, Pirenarium, fue un proyecto en el que se comenzó a trabajar en 2003 y que fue inaugurado el 25 de julio de 2005. La sociedad cuenta con un 51% de capital privado y el 49% público, siendo el 16% del Ayuntamiento de Sabiñánigo y el 33% restante del Gobierno de Aragón.  Respecto al Museo de Dibujo de Larrés, el alcalde de Sabiñánigo, Jesús Lasierra, explica que es un proyecto de la Asociación de Amigos del Serrablo y que son ellos quienes tienen que decir qué gestión quieren hacer en un futuro, ya que se habla de la posibilidad de crear un patronato o una fundación.   En cualquier caso, asegura Lasierra, el consistorio sigue apostando por este espacio. Este año ha firmado un convenio de colaboración por valor de 15.500 euros.    El Museo de Larrés cuenta con la mejor colección de dibujo contemporáneo de todo el país, con más de 4.000 piezas   de unos 800 autores.

Comentarios