Finalizadas las rebajas, los comerciantes miran al futuro con mucho temor

Finalizado el periodo, que se consideraba oficial de Rebajas, los comerciantes oscenses se muestran confusos por cómo ha ido esta temporada. Sin grandes alegrías, los productos han ido saliendo poco a poco de las tiendas debido a los porcentajes tan agresivos de descuentos que se han ido aplicando, y que llegaron en algunos comercios hasta el 80%. De cara a la nueva temporada, la incertidumbre es total.  La temporada de primavera-verano, aseguran, había ido mal en cuanto a ventas. Por ello, las rebajas comenzaron ofreciendo en la mayoría de los sitios un 50% de descuento. La Feria de Stocks también contó con descuentos de entre el 60 y el 70%, lo que pudo salvar la situación para los comercios que participaron en ella. El buen tiempo de este verano, que se mantuvo en las últimas semanas de agosto, también favoreció, afortunadamente, que los clientes continuasen comprando.  Con la nueva ley, los pequeños comerciantes pueden ahora llevar a cabo rebajas cuando lo deseen, por lo que es todavía una incógnita el cómo lo harán y cómo responderá el público.  Y de cara a la nueva temporada hay una gran incertidumbre en el sector del comercio. Los empresarios están asustados porque no son capaces de vislumbrar cómo va a ir la campaña, a pesar de que la subida de 3 puntos en el IVA, generalmente la están asumiendo los comercios. El tiempo que haga este otoño e invierno también influirá en las compras, por lo que se espera que sea acorde con la estación.  Desde la Asociación de Empresarios de Comercio de Huesca se está a la espera de celebrar una reunión de su junta directiva la próxima semana, en la que empezar a planificar campañas especiales para incentivar el consumo, convenciendo a los oscenses de que, por encima de todo, deben comprar en Huesca para crear movimiento económico. La imaginación de los comerciantes también será muy importante en este nuevo periodo de tiempo. En la asociación se asegura que la desaparición de la paga extra de Navidad a los funcionarios va a ser la puntilla al comercio, en una ciudad como Huesca

Comentarios