El casco antiguo de Jaca vuelve al medievo

Mercado Medieval Jaca

Un año más el casco antiguo de Jaca se transforma en un animado mercado medieval de la mano del Festival Internacional en el Camino de Santiago. La novedad este año es el cambio de fechas del mes de agosto a septiembre. Más de centenar de puestos se pueden ver desde este viernes y hasta el domingo en este mercado, que cuenta con la animación de los Titiriteros de Binéfar.  Éste es uno de los eventos más concurridos y esperados del verano jaqués. Desde este viernes, las calles de la ciudad ofrecen, dividido en tres zonas, más de un centenar de puestos que recuerdan la actividad mercantil que hubo en la ruta jacobea. Gemas, comida, animales, bisutería, ropa o cerámica, entre otros, son algunos de los productos que se pueden ver en este tradicional mercado que se encuentra en las inmediaciones de las plazas de la Catedral, Biscós y del Marqués de Lacadena.  Angel Barrabés, coordinador del mercado medieval, ha indicado que este año se cuenta con 70 artesanos, 30 puestos de alimentación y 15 talleres, además de los puestos de restauración, la cetrería y la zona de juegos infantiles.   Las calles de Jaca se llenan de visitantes y medievos, y es que esta actividad es una de las que más éxito tiene entre el público. Como en las anteriores ediciones, el mercado cuenta con talleres de demostración de oficios antiguos, entre ellos, picapedreros, hilanderas, alfareros, obrador, esparteros ó escribanos.   Entre los más pequeños tienen también mucho éxito los paseos en burro y en dromedario. Además, los visitantes del mercado se podrán encontrar durante el fin de semana por las calles del casco con un encantador de serpientes, un faquir ó un hombre jaula.  El mercado medieval se autofinancia en un 90% con sus ventas. Angel Barrabés ha indicado que la crisis afecta también a este tipo de actividades, aunque por el momento están consiguiendo mantenerlas.

Comentarios