El aeropuerto de Huesca vuelve a quedarse vacío

Este viernes, a las 13:20 horas, aterrizaba el último de los vuelos que, durante el verano, han conectado Huesca con Mahón. 48 pasajeros llegaban al aeropuerto oscense tras haber pasado una semana en Menorca. Ahora, esta infraestructura vuelve a quedarse sin actividad y se abre un nuevo debate sobre cuál deber ser su futuro.   El aeropuerto recuperaba el pasado 22 de junio los vuelos comerciales después de haber estado 16 meses vacío. Todos los viernes del verano ha vuelto a recibir viajeros, acompañantes y maletas. La mayoría proceden de distintas localidades de la provincia y agradecen la comodidad de poder viajar desde Huesca.    La compañía Travelplan ha comercializado los vuelos estivales ofreciendo paquetes turísticos completos por unos 700 euros, todo incluido. La idea de Travelplan, a la vista del éxito de esta primera idea, es que al año que viene se pueda reeditar, incluso ampliar con otras ofertas. Pero el caso es que, de momento, vuelve a quedarse vacío. Hasta la fecha, el movimiento del Huesca-Pirineos se ha reducido a la formación de pilotos, con la empresa Top Fly, y a los viajes turísticos con destino a la nieve, a través de la compañía aérea oscense Pyrenair, además, por supuesto, de los vuelos a Menorca. El Gobierno aragonés está trabajando, junto con Aena, en dar contenido a esta infraestructura. El consejero de Obras Públicas, Rafael Fernández de Alarcón, ha dicho en repetidas ocasiones que la vocación de este aeropuerto es la formación de pilotos.

Comentarios