Jaca viaja en el tiempo a través del Mercado Medieval

Mercado Medieval Jaca

Aunque no es agosto y la ocupación turística en Jaca no es tan alta, el Mercado Medieval está contando con un buen número de visitantes que recorren las calles del casco antiguo de la ciudad. Los responsables de los puestos participantes esperan que las cifras de ventas no bajen mucho con respecto al año pasado, pero habrá que esperar al lunes para conocer la valoración. De momento, el viernes y el sábado el tiempo está acompañando, y mayores y pequeños disfrutan de la amplia oferta en la que hay 70 artesanos, 30 puestos de alimentación y 15 talleres, además de los puestos de restauración, la cetrería y la zona de juegos infantiles.   El Mercado Medieval es la última cita del Festival Internacional en el Camino de Santiago. A través de las tres culturas, judía, cristiana y árabe las calles del casco histórico jaqués ofrecen, más de un centenar de puestos que recuerdan la actividad mercantil que hubo en la ruta jacobea. Gemas, comida, animales, bisutería, ropa o cerámica, entre otros, son algunos de los productos que se pueden ver en este tradicional mercado que se encuentra en las inmediaciones de las plazas de la Catedral, Biscós y del Marqués de Lacadena.  El mercado cuenta con talleres de demostración de oficios antiguos, entre ellos, picapedreros, hilanderas, alfareros, obrador, esparteros ó escribanos; los puestos de cetrería, que incluye un lince, los paseos en burro o dromedario, o tomarse un té en una haima, son algunas de las propuestas que hacen que este fin de semana pasear por las calles de Jaca sea viajar en el tiempo hasta el medievo.

Comentarios