El descrédito de la clase política marca el inicio de curso

El descrédito por la clase política marca el inicio de curso y atenaza a las formaciones, que buscan la forma de contactar con la ciudadanía. De programas “+500” a inicitivas impulsadas por los ciudadanos que se llevarán a los parlamentos, o gestos para congraciarse con un electorado que ve a sus representantes cada día más lejos y alejado de sus agobios diarios. Este es el escenario en el que los partidos políticos arrancan el curso en Aragón. En Tarazona el PP Aragon es el anfitrión de una escuela de verano en la que el lema ha sido salir a explicar, salir a escuchar. Otros como los socialistas anuncian oposición más dura, más presencia en la calle y fórmulas para activar la participación de los militantes y los ciudadanos. En IU sumarán con quienes se manifiesten contra el desmantelamiento del estado el del bienestar y el de las libertades. Chunta por su parte anuncia que trabajará en el parlamento y en la calle   Y hay además, otros gestos: la propuesta de suprimir escoltas y coches, o, fuera ya de tierras aragonesas, que los parlamentarios no cobren. Ideas todas ellas lanzadas con la intención de volver a congraciarse con el electorado, que tan presente va a estar este otoño en las calles.

Comentarios