La lluvia no consigue mermar la ilusión de los grausinos por vivir sus fiestas

repatanes repatanas graus fiestas

La lluvia se convirtió en la invitada menos esperada en el acto de presentación de los repatanes y repatanas de Graus y pregón de fiestas. La meteorología hacía que, a última hora, se tuviese que cambiar la ubicación, pasando de la Plaza Mayor al Teatro Salamero. Aún así, los grausinos no faltaron al acto y el local se quedó pequeño. En una de las presentaciones más grausinas, no faltaron ni albadas, ni jotas, ni, por supuesto, aplausos. A lo largo de la noche, se presentaron a los repatanes y repatanas de 2012 que, en este momento, con la imposición de bandas y emblemas, se convertían en los representantes de las fiestas. El alcalde, José Antonio Lagüens, felicitó las fiestas y Tomás Castillón, pregonero, invitó a los asistentes a hacer un recorrido “personal” por las fiestas de Graus. La jornada se completó con la proyección del vídeo “Fiestas de Graus. Pasión por la tradición” de Taller de Fieras y Museo de Historia y Tradición de Graus y el concierto “Graus: música de nuestras vidas” de la banda de música de la asociación Cultural Gradense. La noche finalizó con una sesión de baile que abrieron los repatanes con su vals.  Lagüens, en su discurso, hacía referencia a “dos realidades”; mandando un mensaje de apoyo a todas aquellas personas que lo están pasando mal en estos momentos. También quiso resaltar la seña de identidad que para los grausinos son sus fiestas. Por ello, explicaba, se debe seguir luchando para preservarlas y una forma de hacerlo, incidía, es la unión de los vecinos para hacer de ellas Patrimonio Intangible de la Humanidad de la UNESCO, un proyecto complicado y ambicioso. Por su parte, Tomás Castillón, pregonero de 2012, centró su intervención en un muy personal recorrido por los principales actos de las fiestas de Graus, como la ronda, los dances, la espera o la “pllega”. En él no faltaron curiosidades, anécdotas ni recuerdos para los que ya no están presentes recordadno, entre otros a “Pallasón”, “Tonón de Baldomera” o su propio padre Paco Castillón. Quiso, además, hacer una mención especial a dos grandes figuras grausinas Esteban de Esmir y Joaquín Costa. No faltaron las sorpresas, el propio pregonero se animó con una albada y la Rondalla Francisco Parra con el cantador Paco Lasierra homenajearon al propio Castillón.

Audio sin título
Audio sin título
Comentarios