La DGA se hará con Candanchú si Candanchú se deja

DGA y Candanchú tratan en estos días de alcanzar un acuerdo para sacar a la estación de la delicada situación económica que arrastra el centro invernal con una deuda que como explico su director esta cercana a los 4 millones de euros. La situación en estos momentos es que todo esta pendiente de un acuerdo por el que ambas partes queden satisfechas. Ni los 27 millones de euros que en su día presento la consultora contratada por Candanchú ni el euro negativo de la empresa que redactó el informe a la DGA. Entre las dos cifras se ha barajado un punto intermedio que garantice la viabilidad de la estación y su apertura en este próximo invierno tal y como explico este verano el Consejero de Presidencia de la DGA a los empresarios del Valle del Aragón.  Eduardo Roldán ha explicado en varias ocasiones este verano a Radio Jaca que "se esta trabajando por encontrar las fórmulas necesarias" y que debe encontrarse un punto de equilibrio entre las dos valoraciones. En varias ocasiones ha reconocido que no es fácil este punto pero que será flexible para encontrar el acuerdo. En el mismo sentido han estado las declaraciones de Roberto Bermúdez de Castro en Radio Huesca.  Durante este verano se han producido varios encuentros entre los técnicos del Gobierno de Aragón y ETUKSA y también entre la parte política y la dirección de la empresa. Ambas partes siempre han reconocido su voluntad de llegar a un acuerdo por la importancia económica que genera este sector en el Valle del Aragón en particular y en general en el Pirineo.  Ambas partes consideran que el acuerdo debe llegar lo antes posible ya que los plazos para la apertura de la temporada invernal ya están en marcha. En estos momentos, como apunto Radio Huesca en sus informaciones del 7 y 8 de julio y el 8 de agosto, la estación tiene la luz cortada en la mayor parte de instalaciones y los empleados están sin cobrar. Roldán explicaba que si se esta ayudando a Aramón que tiene una deuda de más de 100 millones de Euros y que esta temporada última ha generado unas pérdidas de 22 millones, no es descabellado pensar que se pueda ayudar a salir adelante a su estación. Tras el consejo de Gobierno de este martes, el Consejero volvía a indicar que "ayudaremos a Candanchú si se deja ayudar". Candanchú se encuentra incluida en el nuevo rumbo que la DGA quiere dar a la nieve de Aragón con la fuerte deuda que arrastra Aramón, la futura unión de las estaciones, las ampliaciones como en Cerler y la consolidación de una única marca

Comentarios