El Centro Vacacional de Isín repetirá la experiencia de los campos de trabajo

Este verano el Centro Vacacional del núcleo serrablés de Isín, de la Fundación Benito Ardid para personas con algún tipo de discapacidad intelectual, ha contado en estos meses de verano con la experiencia de un campo de trabajo para la integración en el que han participado 20 personas, algunas con discapacidad y con jóvenes entre 15 y 17 años.  Su director, Francisco López, ha resaltado que la experiencia ha sido positiva y se prepara la realización de otro el próximo año, que en este caso estaría dedicado a seguir la restauración del pueblo.  Igualmente ha comentado a esta redacción que desde un primer momento han sido pioneros en una integración total de todas las personas, para seguir en la línea de buscar la normalidad en la sociedad, para salir de los guetos.     Durante el año se realizan campamentos, jornadas, actividades para grupos, se ha contado con la novedad de Abierto en Vacaciones para niños y niñas de la comarca, semanas blancas y con asociaciones de Oloron y Pau.   En 1.999 comenzaron el proceso de recuperación de Isín para concluir en 2006. Está compuesto por un albergue, un restaurante-bar, una granja escuela, un aula de la naturaleza, una iglesia con exposición permanente, una piscina y una pista polideportiva, todo ello totalmente urbanizado y adaptado a la discapacidad y con actividades adecuadas para este colectivo. Se cuenta con diez estudios independientes, englobados dentro de un mismo edificio, para que las personas con discapacidad y sus familias disfruten del Pirineo.

Comentarios