Hay médicos que denuncian presiones para ahorrar en diagnóstico

 Los recortes también afectan al sector sanitario y los médicos y enfermeros, como empleados públicos, no son ajenos a las reducciones de sueldo o la falta de personal. A estos problemas, se suma el que han denunciado algunos facultativos, las presiones que reciben para reducir al mínimo las pruebas diagnósticas.   Lamentan el trabajar sin medios correspondientes. Algo que, a la larga, saldrá más caro a la sanidad ya que, aseguran, el retrasar y dificultar el diagnóstico sólo ocasiona que las consultas se colapsen, los pacientes tengan que volver otro día y, lo que es más grave, una enfermedad no se detecte a tiempo.   La mala gestión está haciendo que se retroceda en calidad y seguridad, denuncian, pero también en que el gasto, a largo plazo, sea mayor. Son conscientes de que hay que hacer un uso racional de los recursos pero, como asegura el Doctor García Herce, hematólogo del hospital San Jorge de Huesca, “si las cosas se hacen bien, lo caro sale barato y lo barato sale caro”.   A esta situación se suman las cuestiones que los sindicatos vienen denunciando hace días. No se están haciendo contrataciones para hacer guardias ni cubrir bajas y hablan de una pérdida de salario de un 30% en los últimos años.   A esto suman otros recortes que afectan a sus retribuciones como la eliminación de las horas extraordinarias, la supresión de complementos específicos o que se varíen los términos de las retribuciones por la Productividad Variable y las Jefaturas de Guardia.

Audio sin título
Audio sin título
Comentarios