Las guarderías aragonesas pasan con nota la inspección de seguridad

Con motivo del inicio del nuevo curso escolar, los servicios de inspección de la dirección general de Consumo han visitado un total de 59 guarderías en toda la comunidad, 20 de ellas en la provincia de Huesca. Se han estudiado elementos de seguridad, de transparencia de los contratos con las familias o de higiene. El grado de cumplimiento general ha sido superior al 80%.  Las guarderías disponen de una normativa específica y en el inicio del curso escolar se ha realizado una campaña para controlar diversos apartados relacionados con los derechos de los consumidores. Los resultados referentes a la disponibilidad de presupuesto, el ajuste de la publicidad a la oferta real o la información para atender las posibles reclamaciones han sido positivos en el 100%. El cumplimiento de otros apartados básicos como la información de las condiciones del contrato, la ausencia de cláusulas abusivas en el mismo o la entrega de factura bien cumplimentada ha rondado el 90%”. En el total de los aspectos controlados, el grado de cumplimiento ha ascendido al 83,2%.  En las diferentes visitas no se han detectado productos incluidos en la red de alerta por resultar peligrosos o inseguros y las condiciones higiénicas de las instalaciones han sido correctas en todos los casos.  En cuanto a posibles mejoras, el director general de Consumo, Sergio Larraga, aconseja la supervisión diaria de las instalaciones junto con el material, y en concreto se ha referido al material que puedan traer los niños de casa y que pueda suponer un peligro para otros compañeros. Asimismo, apunta al diseño del suelo para que éste absorba los impactos, que se cumple en el 66% de los casos, la exhibición de los precios o la disponibilidad de las hojas de reclamaciones.  Para el director los resultados arrojados “demuestran una alta profesionalización en el sector, así como un gran interés en mejorar aspectos tan importantes como la seguridad”.

Comentarios