Nuevos cambios en casi cuarenta parroquias de la Diócesis de Huesca

Tras los nombramientos de días pasados en el Seminario diocesano de Huesca, el Obispo, Julián Ruiz, realizaba este viernes, festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, nuevos y numerosos cambios en la Diócesis y en todos sus arciprestazgos. Como más destacado, figura el Arciprestazgo de Huesca, donde Ángel Lasierra es nombrado nuevo párroco de San Pedro. En su puesto en Santo Domingo y San Martín, ha sido nombrado José Antonio Satué (quien recientemente también era nombrado jefe de estudios del Seminario), y Luis Gurucharri es nombrado párroco de Santiago. Además, en el Arciprestazgo de Ayerbe, Lorenzo Naya es el nuevo párroco de Ayerbe, Biscarrués, Erés, Losanglis y Rigos. Rodolfo Prieto es el nuevo párroco de Bolea, Aniés, Lierta y Puibolea.  En el Arciprestazgo de Monegros, Fernando Jordán llega a Sariñena, La Estación, Capdesaso y Lastanosa. Nicolás López es el nuevo párroco de Robres, Alcubierre, Frula, Montesusín y Senés. Carlos Alberto Adave, diácono, va a realizar su etapa pastoral en las mismas parroquias, y José Ignacio Martínez es el nuevo párroco de San Juan del Flumen.  En el Arciprestazgo de Sesa-Berbegal, José Mª Santamaría es el nuevo párroco de Berbegal, Lagunarrota, Morilla y Monesma. Además, Óscar-Alejandro Carreño ha sido nombrado párroco de Monflorite, Bellestar del Flumen, Fañanás, Lascasas, Pompenillo y Pueyo de Fañanás, además de ser el nuevo capellán de la Residencia Ciudad de Huesca.  Finalmente, Mauricio Giraldo llega a las parroquias de Adahuesca, Alberuela de Laliena, Bierge, Rodellar, Morrano, Yaso, San Román, Bastarás, Las Almunias y Pedruel. Por su parte, Miguel-Luis Gásquez, diácono, realiza su etapa pastoral en los mismos pueblos. 

Comentarios