11.000 personas se reúnen en la Jornada Mariana de la Familia en Torreciudad

torreciudad

La 23ª Jornada Mariana de la Familia que se celebró en el santuario de Torreciudad congregó alrededor de 11.000 personas procedentes de toda España en una jornada festiva bajo el lema “La familia, formadora de valores cristianos y humanos”. El arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, presidió el acto y afirmó que “la familia será clave para superar la crisis”

Los peregrinos procedían mayoritariamente de Cataluña, Aragón, Madrid, y Valencia, comunidad de la que llegó un nutrido grupo para acompañar a su arzobispo en la jornada. También participaron familias gallegas, andaluzas, vascas, murcianas, navarras y asturianas.

El desplazamiento en automóvil fue el medio de transporte habitual, nuerosos grupos vinieron en viaje organizado por parroquias, asociaciones juveniles y colegios en alguno de los cerca de 100 autobuses que llegaron al santuario. En el evento estuvieron también varias autoridades comarcales y locales.

La ofrenda a la Virgen fue muy variopinta: un jamón de La Alpujarra de Granada, un balón de baloncesto, flores de la Asociación de Filipinos de Barcelona, uva de mesa alicantina, navajas y almejas traídas desde Galicia, embutidos de León, un bastón de senderismo, nueces y pasas valencianas, azafrán y vino de nueces toledanos, una cometa, entre otros.

El Papa Benedicto XVI, envió un mensaje en el que les exhortó “a fortalecer la fe y el compromiso cristiano bajo la dulce mirada de la Santísima Virgen”.

En la eucaristía al aire libre cantó el Coro de la Parroquia de San Josemaría Escrivá de Valencia, y le acompañó la organista titular del santuario, Maite Aranzabal.

Durante la homilía, Osoro afirmó que “la institución familiar desempeña un papel muy importante para sobrellevar la crisis económica”.

José Franch, presidente de la Comarca de Ribagorza, dijo que “estas jornadas son un motor importante, y que nos recuerda la necesidad de una buena comunicación por carretera entre el santuario y nuestra comarca".

José Antonio Castillón, que preside la Comarca del Cinca Medio y alcalde de Albalate, destacó la importancia de Torreciudad como destino de turismo religioso y resaltó la cercanía de sus municipios, donde "hay antigua devoción a Torreciudad".

Joaquín Paricio, alcalde de El Grado, realizó una valoración muy positiva como "difusión, elemento dinamizador y una gran fiesta como creyente".

Comentarios