Tras las fiestas, Graus recupera la normalidad con importantes retos

Tras los cuatro días festivos que se han vivido en la capital ribagorzana, Graus, vuelve, nuevamente, al día a día, a recuperar poco a poco la normalidad. Atrás quedan las fiestas en honor al Santo Cristo y a San Vicente Ferrer, y el verano, para comenzar a mirar hacia los meses que todavía le quedan a este 2012 y donde van a comenzar a hacerse realidad algunos de los proyectos del equipo de gobierno.

El alcalde de Graus, José Antonio Lagüens, hablaba en su discurso durante la entrega de los Calibo del ensanche de las aceras del puente sobre el Ésera, como proyecto cuyo inicio está más próximo.

Se refería también las mejoras del alumbrado público, que se realizarán a comienzos de 2013, y a la finalización del canal de aguas bravas, para el que, esta semana, tiene una nueva reunión con la Dirección General del Agua. Decía Lagüens que esta infraestructura es no sólo necesaria para recuperar una tradicional cita deportiva sino también por lo que supone de elemento dinamizador y de promoción del turismo y del deporte para Graus y la comarca.

Otro reto importante, para los próximos meses, será el punto limpio. En los últimos meses, se ha trabajado para solicitar todos los permisos y autorizaciones necesarias, y el último escollo que queda, es la búsqueda de la financiación que permita que, esa infraestructura, en 2013, puede entrar en funcionamiento.

Solicitaba el edil, el consenso y la unida de toda la corporación para sacar adelante la modificación del PGOU, y dar respuesta, así, a la necesidad de creación de parques y espacios públicos, además, la ampliación de plazas de aparcamiento, el acondicionamiento y mejora de los accesos a Graus, la continuación de los carriles bici y la consecución de un nuevo tanatorio más grande y amplio y con mejores servicios.

Comentarios