Un manifiesto recoge el por qué de la nueva protesta contra la autopista eléctrica

Mientras la Plataforma contra la Autopista Eléctrica, y los ayuntamientos afectados, perfilan el programa de actos de la Jornada Reivindicativa, contra el proyecto de Red Eléctrica, que se celebrará, en Monzón y Selgua, el próximo mes de octubre, han elaborado un manifiesto en el que se recogen las razones que les han llevado a convocar esta nueva acción de protesta.

En el mismo explican que la línea eléctrica doble circuito Peñalba-Arnero-Isona es el tercer intento de Red Eléctrica de España para materializar el antiguo proyecto de la Autopista Eléctrica Aragón-Cazaril, cuya autorización se remonta al 20 de octubre de 1986. Su finalidad es evacuar la energía eléctrica generada en las centrales nucleares que iban a construirse en el río Ebro. Ese primer intento fue desestimado por el Tribunal. Supremo. el 19 de mayo de 1999.

El segundo intento, la Graus-Sallente,) comenzó a tramitarse en 1997. Recuerdan, en el manifiesto, que, el gobierno aragonés no recurrió, pese a los reiterados acuerdos en contra del proyecto, aprobados por las cortes aragonesas, pero que, el consejero aragonés de Industria, Comercio y Turismo, Arturo Aliaga, a fecha de 5 de junio de 2005, sí reclamó por escrito la renuncia definitiva a esa nueva conexión eléctrica con Francia a través del Pirineo aragonés.

El tercer intento, que comenzó a tramitarse en noviembre de 2008 ha sido, señalan, masivamente, contestado por la población afectada mediante más de tres mil alegaciones, quejas ante las instituciones de la Unión Europea y numerosos actos cívicos de protesta.

Recuerdan, en el manifiesto que, en estos momentos, la tramitación administrativa del proyecto se halla en suspenso, de acuerdo con el decreto de acompañamiento a los presupuestos del 2012, en tanto no se elabore un nuevo mapa de generación y transporte eléctrico que refleje la realidad macroeconómica actual.

El manifiesto concluye pidiendo que “desaparezca, explícitamente, el proyecto de línea de 400 kilovoltios Graus-Frontera francesa”, ahora denominado línea eléctrica a 400 kV doble circuito Peñalba-Arnero-Isona, que desaparezcan las antiguas torres de la Aragón-Cazaril, hasta ahora no cableadas, que se respeten y no se agredan los entornos naturales protegidos o no, así como los habitados y que se proyecten, de verdad, inversiones no basadas en intereses especulativos del monopolio de generación y transporte eléctrico sino de la población y del territorio.

Comentarios