La patronal oscense preocupada por la paralización de la negociación colectiva

Las incógnitas que suscita la Reforma Laboral han llevado a la paralización de la negociación colectiva que afecta a diferentes convenios en la provincia. Algo que preocupa a CEOS-CEPYME Huesca, cuya Junta Directiva se reunía recientemente. Desde la Confederación de Empresarios defienden la necesidad de aplicar la ley e incluir aspectos como la inaplicación de las condiciones de trabajo en determinadas circunstancias, la flexibilidad horaria o la supresión de la ultra actividad de los convenios.  Medidas que, consideran, permitirá que los convenios sean más flexibles y se contribuya al mantenimiento y la creación de empleo. Por ello la patronal oscense considera necesario retomar cuanto antes la negociación colectiva, ya que en la provincia hay pendientes de firma varios convenios colectivos de diferentes sectores de actividad. Entre ellos destacan los relativos a oficinas y despachos, limpieza, agrícola, panadería, pastelería, vinícola o los dos convenios del sector de la madera.   En estos momentos se está a la espera de que los sindicatos convoquen a las diferentes organizaciones empresariales para dar curso a la negociación colectiva en vigor, dado que hasta la fecha aún no se ha realizado, aunque sí se han mantenido algunas reuniones informales.  INFRAESTRUCTURAS En dicho encuentro la Junta Directiva mostraba, además, su satisfacción por la evolución del desarrollo de determinadas infraestructuras como la variante de Almacellas o la Yebra de Basa-Fiscal. Vías de comunicación que consideran fundamentales para el desarrollo socioeconómico de la provincia. Y en esa línea han solicitado una reunión con la Subdelegación del Gobierno para conocer cuál es el estado de las obras y su desarrollo en la autovía A-23 entre Huesca y Sabiñánigo y en la A-21 entre Jaca y Pamplona. También desean que se liciten cuanto antes las obras entre Huesca y Siétamo.   Por otra parte, desde la patronal oscense ven con buenos ojos la posibilidad de que se pueda licitar este año las obras del pantano de Biscarrués y balsas de Almudévar. Una obra que consideran fundamental, dada la importancia que tiene esta regulación para el sistema de Riegos del Altoaragón y para el desarrollo agrario, industrial y urbanístico de todas las poblaciones que se verían beneficiadas.   Los empresarios mostraron también su inquietud por la situación que atraviesa la estación de esquí de Candanchú, en el Valle del Aragón, y confían en que ésta pueda abrir la temporada con normalidad.     

Comentarios