La propiedad del edificio de Nuevas Sederías niega dejadez en su conservación

La propietaria del edificio conocido como Nuevas Sederías ha negado que por su parte haya hecho dejación de sus responsabilidades en lo que al mantenimiento del inmueble se refiere como recientemente denunciaba la comunidad de vecinos de Coso Bajo número cuatro.   Según explica un representante legal de la citada propiedad, el deterioro de la finca viene dado por la dificultad de acometer unas reformas en un edificio catalogado que necesita de unas ayudas públicas suficientes y sobre las cuales se viene discutiendo entre la propiedad y el Ayuntamiento de Huesca sin que hasta el momento se haya llegado a un acuerdo definitivo.   Mientras tanto, sigue relatando el mismo portavoz, la propiedad viene realizando los trabajos de mantenimiento de la finca que le han sido requerido de acuerdo con lo que marca la ley.   No existe, en consecuencia, "situación de dejadez de la propietaria", destaca la propiedad, pues, bien al contrario, esta ha ofrecido todas las facilidades posibles para explorar una solución definitiva satisfactoria para todas las partes.  El edificio de Nuevas Sederías linda con el solar de Luces de Bohemia. En varias ocasiones se han desprendido cascotes de su fachada, de manera que la propiedad fue obligada por el Ayuntamiento de Huesca a colocar una serie de chapas que recogieran los cascotes que periódicamente caían a la calle. La rehabilitación del mencionado inmueble es una de las reivindicaciones históricas de la ciudad en materia de urbanismo.

Comentarios