Los industriales proponen una solución al problema de transporte en los polígonos

 “Punto Stop” es el nombre de la iniciativa que ha puesto en marcha la Federación de Polígonos Industriales de Huesca. Se trata de colocar varias señales en las zonas industriales donde los conductores puedan recoger a ciudadanos, que vayan hacia el centro, y no dispongan de vehículo. Un proyecto que da una solución a la falta de transporte público y que verá la luz a final de año, una vez que den el visto bueno todos los empresarios.  Desde la Federación de Polígonos explican que es un proyecto que no necesita apenas inversión y que va a establecer nuevas relaciones entre trabajadores y empresas. Aseguran que el flujo de vehículos que hay a todas horas en estas zonas facilita que la idea salga adelante.   Unas señales en las que se lee “punto stop” señalizarán el lugar donde se podrá esperar a ser recogido. La ubicación se decidirá junto a la Policía Local y los técnicos municipales.   Este es un proyecto que necesita la implicación de los ciudadanos, desde la Federación creen que al ser un sitio pequeño donde todo el mundo se conoce no habrá problemas.   Una iniciativa que propone una forma de transporte alternativa. El Ayuntamiento está elaborando el pliego de condiciones para el nuevo servicio de transporte público, aunque el Plan de Movilidad no contempla que el servicio llegue a todos los polígonos sino que propone otras opciones, como el uso compartido del coche o fomentar el uso de la bicicleta.  Gerardo Oliván, concejal de Seguridad Ciudadana, explica que hay que ser realistas y, primero, analizar si la demanda es importante como para poner en marcha un sistema de transporte público.     Ante la falta de un proyecto concreto, los industriales se han puesto manos a la obra con una iniciativa pionera que, esperan, sea un punto de referencia a nivel nacional.

Comentarios