25 años después, la lucha contra el pantano de Biscarrués sigue con fuerzas renovadas

Celebración agridulce este sábado en Biscarrués, donde conmemoraban el 25 aniversario de la creación de la coordinadora Biscarrués – Mallos de Riglos. La lucha de este colectivo para evitar que se construya el pantano que “no ha pasado de ser un titular sin ser nunca una realidad” sigue con la incertidumbre de saber si algún día llegarán las máquinas a la zona o si la espera se eternizará mientras van sumándose nuevos apoyos a esta causa.  Pero estos 25 años han servido también para algo positivo. Lola Giménez, miembro de la coordinadora, reconoce que “el haber tenido esta amenaza nos ha servido para darnos cuenta de lo que tenemos en la zona”: se ha sabido explotar el turismo de aventura, de naturaleza, el ornitológico… la economía de los pueblos afectados por este embalse ha experimentado un desarrollo sostenible “imparable” y el turismo de aguas bravas se ha convertido en referente nacional, colocando al río Gállego como motor de desarrollo.   En la actualidad, los habitantes de la zona y componentes de este colectivo escuchan con recelo las declaraciones de ministros y presidentes de cuenca. Lola Giménez asegura que todos “han dicho que el 1 de enero comenzaban las obras”, fuese el año que fuese.  Recientemente, Xavier de Pedro aseguraba que Biscarrués saldría pronto a licitación. Desde este colectivo afirman que “es de vergüenza” que en esta situación (en plena crisis económica y de sequía) queramos seguir llenando pantanos en vez de invertir en ese dinero en cosas más necesarias.

Audio sin título
Audio sin título
Comentarios