Bajan los rescates en barrancos pero suben en alta montaña

Guardia Civil Usieto Rodríguez Crespo

El número de rescates, este verano, ha bajado respecto al año anterior. La medición entre junio y agosto predice el balance final, ya que el 48% de los rescates que se hacen durante todo el año tienen lugar en verano. En 2012 se rescataban 329 personas y en 2011, 381. También el número de fallecidos descendía, esos meses, de 9 a 6. Entre las actividades destaca el descenso en las intervenciones en barrancos (50%), el mantenimiento en senderismo y el aumento en alta montaña (17%).   La climatología influye de forma determinante en los rescates de montaña. La sequía de este año ha hecho que el número de intervenciones descendiera en barrancos, que este verano bajaban especialmente secos, pero, por el contrario, subiera en alta montaña. La escasez de nieve ha hecho que mucha gente se aventurara a hacer picos de más dificultad. Una situación que no elimina el riesgo. Este año, por ejemplo, los glaciares han estado más duros de lo normal lo que ha llevado a mucha gente a accidentarse, especialmente, en la zona de Benasque.     El número total de intervenciones en 2011 fue de 345, en las que se rescató a 608 personas, de las cuales, 18 resultaron fallecidas. En lo que va de año, han perdido la vida en las montañas aragonesas, 11 personas.   La Guardia Civil también destaca que sólo la cuarta parte de los rescatados en alta montaña están federados. Vuelven a pedir prevención y formación a la hora de hacer cualquier actividad de montaña.     LA PLANIFICACIÓN, FUNDAMENTAL PARA SALIR A LA MONTAÑA  En el balance anual de rescates en montaña, la Guardia Civil fija en la falta de planificación la causa de muchos de esos accidentes. Toda actividad en la montaña conlleva un riesgo y hay que estar preparado e informado antes de salir. Adecuar la actividad a nuestra capacidad física y conocimientos técnicos es fundamental   Conocer el itinerario y una ruta alternativa, el tiempo que nos va a costar y la previsión meteorológica es imprescindible. También lo es llevar el material adecuado y saber usarlo. La Guardia Civil aconseja no ir solo a la montaña y, en todo caso, siempre dejar dicho a dónde se va y llevar teléfono móvil. En el 80% de los rescates que tienen lugar en la provincia interviene el helicóptero. En caso de tener que ser evacuado por este medio, se recomienda mostrar al piloto la dirección del viento, con una camiseta o rollo de papel, o colocándose, con los brazos en cruz, de espaldas al viento. A partir de ahí, esperar con paciencia y no tomar la iniciativa.   Llevar ropa de colores visibles o algún objeto reflectante también ayuda a a hora de ser localizado.

Comentarios