Los desahucios pasan a ser el problema más grave para Cáritas Huesca

Cáritas ya ha superado el total destinado a ayudas de urgencia de todo el año 2011. Las necesidades continúan creciendo, el empleo no repunta y las ayudas se están acabando. Con esta situación, la vivienda que necesitan algunas familias desahuciadas se ha convertido en el problema que más preocupa a Cáritas Huesca.   La falta de empleo provoca que muchas personas, familias que incluso habían accedido a una hipoteca, no puedan seguir pagando sus facturas y se vean inmersas en procesos de desahucio.   El año pasado se entregaron un total de 3.200 ayudas a unas 1.200 familias, 500 de ellas que lo solicitaban por primera vez. En este mes de septiembre están llegando muchas peticiones para cubrir pagos de material escolar o comedor, por ejemplo, porque las ayudas del Gobierno de Aragón han dejado fuera a muchas familias. De todas formas, las solicitudes más cuantiosas son las relacionadas con alquileres o pagos de suministros.   En total, 22 personas que no tienen más opción de vivienda que la que les facilita Cáritas. Una situación límite que también pone en aprietos a Cáritas, que trabaja por cubrir las miles de peticiones que le llegan cada año.

Comentarios