Unas 39 personas se acogen al programa de inserción laboral en el Alto Aragón

Nuria Ganuza Salvador Cored

Durante un año, de mayo a abril de 2013, un total de 39 personas de Huesca, Barbastro y Sabiñánigo participan en el programa de mejora de la empleabilidad y la inserción, promovido por el Instituto Aragonés de Empleo en colaboración con CEOS-CEPYME. Una iniciativa a través de la cual se pretende facilitar a colectivos con mayores dificultades para acceder a un trabajo las herramientas necesarias para hacerlo.  El objetivo marcado es que, al menos, el 35% de los usuarios que participan en el programa acceda a un empleo. Un porcentaje que en las dos últimas ediciones se ha superado con creces en la provincia, consiguiendo la inserción laboral de 66 personas de diferentes perfiles, de un total de 130 demandantes.  El programa se desarrolla en varias fases en las que los usuarios, de forma individualizada, reciben una serie de servicios que les permita la búsqueda activa de empleo, tales como información, orientación y asesoramiento, formación, práctica laboral en empresas o movilidad geográfica, entre otros.   La mayor parte de las personas que han conseguido un empleo lo ha hecho en el sector servicios, siendo en estos momentos Barbastro y Huesca las ciudades donde se produce un mayor número de contrataciones. Los motivos por los que el resto de demandantes no lograron su inserción en las ediciones anteriores se debe, explican desde CEOS-CEPYME Huesca, a la falta de ofertas de trabajo y a que éstas no se adecuaban a su perfil.  

Comentarios