Los recortes “ahogan” la enseñanza concertada, cuya situación califican de “preocupante”

La congelación salarial de los docentes en los últimos años, la pérdida de derechos laborales o el aumento de la ratio a 25 niños por aula desde Infantil son algunas de las medidas aplicadas por el Gobierno, que también afectan a la enseñanza concertada. Critican la falta de medios para poder impartir las clases con calidad y la situación en la que quedan muchos profesores con la reducción a la mitad del complemento autonómico.   Según los datos recogidos por el Consejo Escolar de Aragón durante el curso 2010-2011, la provincia de Huesca cuenta con 16 centros concertados y un total de 275 aulas. El número de docentes que trabajan en la concertada asciende a 552, de los que doce dejaban de hacerlo en el último curso.  En los últimos dos años se ha reducido hasta un 3% la aportación del Estado a la enseñanza concertada que ha acabado asumiendo el propio Gobierno de Aragón. Otra de las cuestiones que preocupa a la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza es el “efecto iceberg” que los recortes salariales van a tener sobre las pensiones.  Desde el sindicato FSIE defienden una educación obligatoria y gratuita para todos y en todos los centros, y debe ser el Estado quien se haga cargo de ello. Lamentan que uno de los pilares fundamentales para el desarrollo de un país, como es la educación, sufra recortes sin medir las consecuencias que ello conlleva.   Esta tarde, a las 18.00 horas, en el Colegio Salesianos de Huesca se celebra una reunión en la que se ha citado a los trabajadores del sector y a padres y madres del alumnado de los centros concertados de toda la provincia. El acto contará con la asistencia del secretario general de FSIE en España, Jesús Pueyo.  

Comentarios