“La Constitución de 1812 supuso la equiparación de derechos de los terrenos coloniales”

 En el año del bicentenario de la Constitución de Cádiz Huesca acoge un completo ciclo de conferencias sobre las luces y sombras de este trascendental documento, oficialmente, la primera constitución española.   Se está desarrollando en Centro Cultural de Ibercaja Huesca con la colaboración del Instituto de Estudios Altoaragoneses. En la última sesión se puso el acento en la amplia participación de América en la elaboración de ésta Constitución. Manuel Chust Calero, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad Jaime I de Castellón, explica que de esta forma se dejaba de presentar a los habitantes de las colonias como súbditos y reconocía su ciudadanía en la nueva nación española. Esto supuso que las rentas coloniales que iban a parar a la Hacienda del Rey, se establecieron en la Hacienda de la Nación. Supuso la pérdida de América para Fernando VII, “no por la vía independentista”, dice Chust Calero, sino por la vía “autonomista”.     El ciclo sobre el bicentenario de la Constitución de Cádiz continúa con tres sesiones más en el Centro Cultural de Ibercaja. El 18 de octubre Alberto Gil Novales, catedrático de historia contemporánea de la Universidad Compulutense de Madrid imparte la conferencia “La Constitución de 1812: entorno internacional y vigencia durante el Trienio Liberal”. El 25 de octubre se habla de la sociedad española y los diputados aragoneses en Cádiz, por Alberto Sabio Alcutén, profesor titular de historia contemporánea de la Universidad de Zaragoza. El ciclo acaba el 30 de octubre con Mariano Esteban de Vega, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Salamanca. En esta ocasión Francia y España durante la época de la Constitución de Cádiz centrarán la conferencia. Todas se desarrollan en el salón de actos del Centro Cultural de Ibercaja en Huesca, situado en el Palacio de Villahermosa, y son a las ocho de la tarde.   

Comentarios