A priori, la DGA no contempla la variante de Sariñena como solución al puente

puente del Alcanadre

Todavía no se ha tomado una decisión definitiva sobre las posibilidades que se barajan ante el cierre al tráfico que supondrán las obras de reparación del puente del Alcanadre a su paso por Sariñena. Los afectados, con una posición unánime, consideran que el dinero que costaría una pasarela temporal se podría utilizar para la construcción del puente que contempla el estudio de la variante.

Para el ejecutivo autónomo “no es una solución a corto plazo”, afirma el director general de Carreteras, Miguel Ángel Arminio. Estiman que serían necesarios dos años para la construcción de dicho puente, ya que tan solo está aprobado el estudio informativo y resta el proyecto y la ejecución de las obras.

El ‘frente común’ desde Los Monegros se muestra comprensivo con el alto coste, pero precisamente por ello consideran “como solución más lógica la inversión de ese dinero en una obra importante y necesaria como sería el puente de la variante de Sariñena”.

Todo este asunto está generando gran crispación en los municipios afectados. Mientras unos hablan de “aislamiento” y “menosprecio”, otras voces como la de José Víctor Nogués, presidente de la Cooperativa de Los Monegros, habla de “ciudadanos de segunda” refiriéndose a este territorio concretamente. Asegura que si este problema se hubiera dado en otros puntos de la provincia, ya tendría solución.

Las últimas cifras hablan de más de 400.000 el coste de la construcción de una pasarela alternativa, lo que ha llevado al Gobierno de Aragón a replantearse el proyecto. Las opciones que continúa barajando la dirección de Carreteras son: el desvío del tráfico por Venta Ballerías o la colocación de un paso alternativo de forma paralela al puente que se encuentra apuntalado en la actualidad.

Comentarios