Las lluvias llegan a la provincia para calmar algo la sequía

lluvia agua paraguas Huesca

No ha llovido todo lo necesario, pero las lluvias de las últimas 24 horas han llegado a la provincia “como agua de mayo”. El verano ha sido muy seco y tanto ríos como embalses empezaban ya a acusar esa falta de precipitaciones quedándose bajo mínimos e, incluso, marcando los niveles más bajos de los últimos años.  Una de las zonas donde más agua ha caído ha sido el embalse de Búbal: allí, desde el día 23 de septiembre se han acumulado casi 120 litros por metro cuadrado. De estos, cerca de 30 solo entre viernes y sábado.  No tanto ha llegado a otras zonas como Árguis, donde han caído 17’2 litros en 24 horas; en Monzón 7’4, en Barbastro casi 10 litros por metro cuadrado desde el viernes o en algunas zonas de la Ribargorza hasta los 23 litros.  Lo cierto es que aunque sea poco, el agua ha llegado a la mayor parte de la provincia. Incluso en forma de nieve esta semana en las cotas más altas. Precipitaciones que ayudarán a mejorar en algo la situación actual pero que para el mundo de la agricultura han llegado tarde, pues termina ya el año agrícola y las cosechas no han sido nada buenas debido a la sequía.

Comentarios