Riegos del Altoaragón prevé unas pérdidas de 70 millones de euros por la sequía

A punto de finalizar la campaña, el próximo 12 de octubre, la comunidad de regantes del Altoaragón prevé unas pérdidas de más de 70 millones de euros. La sequía de este año ha dejado a los embalses en una situación crítica, lo que complica ya la próxima campaña, si no hay un invierno muy lluvioso.  La campaña de Riegos, que se iniciaba el pasado mes de marzo, ha sido difícil, asegura su presidente, César Trillo. Sólo el mes de abril permitió mejorar algo la situación. Aún así, ha faltado un 30% para tener una dotación normal, lo que supone unas pérdidas de más de 70 millones de euros.    Lo lamentable de esto, explica Trillo, es que con estos millones de pérdidas se hubieran podido subvencionar parte de las obras hidráulicas que necesita la provincia.   Los embalses se van a dejar “a cero”, prosigue, con lo cual, la próxima campaña también se prevé difícil ya que para recuperar niveles suficientes de agua hace falta que “diluvie” durante todo el invierno.    Riegos del Altoaragón ha encargado un estudio que valore las afecciones por la sequía a las universidades de Zaragoza y Navarra.