El PP califica de “injustas” las partidas que Fomento destinará en 2013 a la provincia

La merma de la cantidad que el Ministerio de Fomento contempla destinar a la provincia de Huesca en 2013 ha generado cierto malestar en el seno del Partido Popular altoaragonés. A pesar de ser conscientes de las dificultades económicas del país, esperaban unos Presupuestos Generales del Estado más generosos con un territorio que se está esforzando en cumplir los objetivos de déficit y con los compromisos adquiridos con la Unión Europea.   Para el presidente provincial del PP, Antonio Torres, hay una serie de infraestructuras que son “innegociables” y por las que se va a seguir luchando. La reapertura del Canfranc, la Travesía Central del Pirineo, el desdoblamiento de la N-II, la finalización de las autovías o la ejecución del Pacto del Agua son algunas de ellas.  Los “populares” señalan que presentarán enmiendas al borrador de los PGE e iniciarán negociaciones con objeto de que aquellas obras, que consideran necesarias para la provincia de Huesca, estén mejor dotadas en los presupuestos de 2013. Una de ellas la A-21, de vital importancia para el desarrollo turístico en las comarcas de la Jacetania y Alto Gállego.  En lo que respecta a la A-22, se incluye una partida de más de 300.000 euros para la redacción del proyecto del tramo Huesca-Siétamo. Lamentan, no obstante, que no se tengan en cuenta obras tan importantes, desde el punto de vista de la seguridad, como es el desdoblamiento de la N-II o la N-232.