Las matriculaciones de vehículos en Huesca caen un 44,7% en septiembre

 Las matriculaciones de turismos y todoterrenos registraron una caída del 44,7% en la provincia de Huesca en septiembre, hasta alcanzar las 126 unidades vendidas al cierre del pasado mes, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM). En España, las ventas de coches cayeron un 36,8% en septiembre, hasta las 35.146 unidades vendidas.  Este descenso de las compras de vehículos en Huesca se debió a la caída de las ventas de todoterrenos, que se redujeron un 68,5%, hasta las 17 unidades vendidas, mientras que las adquisiciones de turismos bajaron un 37,3%, registrando 109 matriculaciones en septiembre.   Por provincias, Zaragoza fue la provincia que comercializó un mayor número de vehículos durante el pasado mes, con un total de 576 unidades, seguida de Huesca y Teruel que fue la que registró un volumen menor.   En el conjunto del territorio nacional, Aragón fue una de las comunidades donde más cayeron las ventas en el mes de septiembre, con un total de 780 unidades vendidas. Con ello, la región concentró un 2,2% de las ventas nacionales.  El 36% de los turismos podrán acogerse al PIVE  El Plan PIVE, que contempla ayudas directas de 2.000 euros por la compra de un coche a cambio de la entrega de uno de más de doce años o de diez, en el caso de los comerciales, permitirá frenar el envejecimiento del parque, ya que más del 36% de los turismos -alrededor de 8 millones de vehículos- y el 41% de los comerciales -cerca de un millón- son susceptibles de acogerse al PIVE por superar esta antigüedad, según estimaciones de GANVAM a partir de datos de Audatex.  La puesta en marcha del Plan PIVE ha llevado a la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a revisar al alza su previsión de ventas para el cierre del año, después de que la subida del IVA, que supondrá un encarecimiento medio de 650 euros por vehículo, le llevara a situarla por debajo de la barrera psicológica de las 700.000 unidades. Por otro lado, se recuerda que este plan de estímulo tendrá un impacto positivo sobre las arcas públicas ya que generará unos ingresos adicionales vía impuestos, sobre todo por IVA, que contribuirán a cumplir con los objetivos de déficit. Las estimaciones apuntan a que por cada euro invertido en este programa la Administración recuperará tres.