El 88% de las enfermedades en el trabajo son por posturas forzadas y movimientos repetidos

Los trastornos músculo-esqueléticos vienen constituyendo desde hace varios años el problema de salud relacionado con el trabajo que mayor incidencia presenta en la Unión Europea. El accidente de trabajo con baja más frecuente se produce como consecuencia de un sobreesfuerzo físico sobre el sistema músculo-esquelético. En Aragón este tipo de contingencia profesional representó en el año 2011 el 37% del total de accidentes de trabajo con baja, y algo inferior, el 35,5% en el periodo entre enero y agosto de 2012.  El 88% de las enfermedades profesionales notificadas son trastornos de este tipo por posturas forzadas y movimientos repetidos durante el trabajo. Según datos de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, el 25% de los trabajadores afirma sufrir dolores de espalda y dolores musculares. La Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, este mismo año, ha creado un grupo de trabajo para el estudio de los trastornos músculo-esqueléticos.  Para abordar este problema, el ISSLA desarrolla un programa de seguimiento y control de empresas con alta tasa de accidentalidad comparada por sobreesfuerzo físico.  Las empresas que se incluyen en el programa son visitadas por un técnico habilitado del ISSLA. Este se encarga de comprobar las condiciones materiales y técnicas que han intervenido en el desencadenamiento de la dolencia profesional y de requerir, si procede, la adaptación de los puestos de trabajo a las exigencias ergonómicas.  Para el periodo 2010-2014, este documento contempla la elaboración de un estudio descriptivo de accidentes de trabajo producidos por sobreesfuerzo físico.  En respuesta a dicho objetivo operativo, el ISSLA ha elaborado un estudio descriptivo de las características de los accidentes de trabajo con baja que se han producido por un sobreesfuerzo sobre el sistema músculo-esquelético y su análisis comparativo con el resto de accidentes de trabajo notificados en Aragón entre los años 2006 y 2010.  En los ocho primeros meses de 2012 ha seguido una tendencia descendente respecto a 2011.  El total de accidentes con baja en jornada de trabajo ha descendido un 20% (7.542 accidentes frente a 9.376 en 2011).  Los accidentes mortales también han disminuido un 17% respecto al año 2011. Esta reducción ha afectado a todos los sectores: en el sector de la construcción la accidentalidad ha disminuido un 30%, un 22% en industria, un 17% el sector servicios y, aproximadamente un 5%, el sector agrario. El índice de incidencia por cada 1.000 trabajadores también se redujo un 18%. En valores absolutos dicho índice representa 17,7 accidentes de trabajo por cada 1.000 trabajadores.  Aragón es la tercera comunidad con menor siniestralidad de España, manteniendo así el mismo puesto con el que finalizó en 2011.

Comentarios