El valle del Isábena ya cuenta con su primera vía ferrata

La Comarca de la Ribagorza cuenta ya con una nueva vía ferrata, la de Obarra, que se suma a las otras tres que ya existen en el territorio en Benasque, Sesué y Foradada del Toscar. Se ubica en el valle del Isábena, en el extremo sur del congosto de Obarra y asciende hasta la cima de La Croqueta. De las cuatro, es la vía ferrata más larga y exigente.

Completarla viene a suponer unas tres horas y media aunque se divide en cuatro tramos siendo el primero de ellos apto para todos los públicos y con una salida que permite el regreso a la carretera. Los otros tres tienen un grado de dificultad medio-alto con subidas donde se combinan cables, grapas, resaltes y puentes tibetanos, de hasta 10 metros, hasta coronar las agujas de La Croqueta.

La vía permite utilizar dos coches, dejando uno en el parking de Obarra y otro en el pueblo de Ballabriga, ya que, la distancia entre éste y el alto donde concluye la vía, es de apenas 20’ siguiendo un pequeño PR.

Desde el Plan de Competitividad se espera que, esta nueva vía ferrata,

constituya un atractivo turístico y deportivo más para la Comarca y para el valle del Isábena, de manera que pueda complementarse con la oferta cultural y natural que hay en la zona.

Además, las cuatro vías son distintas entre sí cuanto a dificultad, nivel o paisaje.

Dentro de la línea de actuaciones, encaminadas a impulsar el turismo de aventura en la comarca, también se ha mejorado la seguridad en la vía ferrata de Foradada del Toscar, y recientemente, se han instalado paneles informativos en las ferratas de Sacs, en Benasque, en Foradada del Toscar y en Obarra.

Comentarios