Inspectores del Salud comienzan las auditorías en el hospital de Barbastro

Inspectores médicos del Salud han comenzado, esta semana las auditorias programadas por el Departamento, y lo han hecho por el hospital de Barbastro. Se va a evaluar la gestión, los recursos humanos, financieros y técnicos de todos los hospitales aragoneses para detectar sus deficiencias y corregirlas. Se comienza por los centros de menor tamaño y antes de acabar el año esperan las conclusiones para mejorar el servicio y optimizar los recursos. Entre los requisitos que se analizarán, destacan los métodos de diagnóstico y tratamiento utilizados, la gestión (tanto recursos humanos, financieros y técnicos), el uso de los medicamentos en los centros, el número de pacientes, los ingresos por cama, el promedio de días de estancia o las jornadas de preoperatorio… Con las conclusiones, el Departamento espera encontrar soluciones para, entre otros asuntos, reducir las listas de espera.  Examinarán los diferentes servicios, su rendimiento para ver los que funcionan o no. Así, intentarán extrapolar aquellas experiencias que funcionen, siempre que sea posible, entre los centros sanitarios de similares características. Desde el Departamento quieren explicar que estas auditorías no tienen un carácter punitivo ni de castigo, sino que intenta ser un instrumento “educativo, correctivo y de optimización”.  La auditoria se realizará por un equipo multidisciplinar, propio de Sanidad, con recursos propios, por lo tanto sin coste añadido, asegura el Departamento. Antes de que acabe el año, la intención es que ya estén auditados los tres hospitales más pequeños de la Comunidad –Alcañiz, Barbastro y Calatayud– y durante el próximo año se seguirá con el resto. Hacer auditorías a los hospitales aragoneses forma parte de una de las 400 medidas que están incluidas en el Plan Estratégico de Sanidad 2012-2015.

Comentarios