"Es necesaria una mayor confianza entre los Estados miembros para mejorar la ciberseguridad"

Cursos Defensa Jaca

El responsable de Estrategia y Desarrollo de Cassidian España cree que “Europa tiene que estar bien protegida ante futuras amenazas”, en una jornada en la que se han analizado las capacidades civiles y militares de la UE y el Servicio de Acción Exterior

El Curso Internacional de Defensa de Jaca se ha se ha centrado hoy en el análisis de “Las garantías y aplicaciones de la seguridad europea” profundizando en el debate y la reflexión sobre aspectos sensibles como el de la ciberseguridad en el ámbito de la Unión Europea. “¿Qué está en juego?”, se ha preguntado Jorge Chorniqué, responsable de Estrategia y Desarrollo de Ciberseguridad en Cassidian España. Pues bien, si no estamos suficientemente protegidos ante futuras amenazas lo que está en juego, según este ponente, “es la paralización de servicios básicos como la energía o el agua, el aislamiento de comunicaciones, el secuestro de medios de transporte y medios militares, la destrucción de infraestructuras críticas como refinerías o centrales nucleares y la dificultad de afrontar suministros básicos como comida o medicinas”.

Ante estas amenazas potenciales, Jorge Chorniqué ha destacado “la ausencia de una definición común del concepto de ciberseguridad, que dificulta la colaboración entre Estados miembros”. Y en el caso concreto de España, ha apuntado que “las inversiones en el ámbito de la ciberseguridad se han visto reducidas en los últimos años debido al impacto en los presupuestos de la crisis económica”, para concluir que aunque la normativa específica de ciberseguridad se ha incrementado, “actualmente España carece de una estrategia nacional en este ámbito”.

En su intervención, por lo tanto, ha hablado de los retos que tiene Europa, como “una mayor concienciación frente a los riesgos implícitos basados en el uso intensivo de sistemas de información y comunicaciones (´smart grids`, cielo único europeo, vehículos no tripulados…); también es preciso que el marco legal y normativo avance en garantizar la seguridad de los sistemas críticos e, igualmente, es importante la cooperación entre los diferentes organismos, tanto civiles como militares”. En definitiva, que es necesario avanzar hacia una mayor confianza entre Estados miembros para afrontar los retos de la ciberseguridad.

El ritmo al que crece la virulencia de las ciberamenazas, así como su velocidad de adaptación, “precisan de una estructura de prevención y respuesta que disponga de un mandato claro y liderazgo en la toma de decisiones que permitan una capacidad operativa en tiempo real”, ha apuntado. Por último, Jorge Chorniqué ha señalado que Europa también precisa de una industria de ciberseguridad local fuerte, ya que, por ejemplo, en comparación con EE.UU. la industria Europea presenta algunas desventajas competitivas como “un reducido volumen de inversión en I+D de los mercados locales, la falta de programas enfocados al desarrollo de nuevas capacidades en este ámbito o la ausencia del sector de la ciberseguridad en las estrategias industriales nacionales”.

En este sentido, ha concluido que “Europa necesita desarrollar un tejido industrial en ciberseguridad que permita mantener el liderazgo de la UE frente a estas amenazas”. Y hacerlo, a su juicio, “potenciando las posibilidades de exportación de las PYMES enfocadas a nichos de mercado, a través de la industria europea de Defensa y desarrollando una cartera de productos que permita eliminar la dependencia respecto de soluciones externas”.

Capacidades civiles y militares

Por otra parte, el General Jorge Ortega, director de la revista Atenea, ha hablado sobre “Las capacidades civiles y militares de la UE en la PESD”. En su opinión, ha señalado, “son bastante limitadas y desde 1999 no se han mejorado”. A su juicio, “Europa es un actor estratégico global cada vez más pequeño y eso es muy grave; nuestras limitaciones son tales que en muchas ocasiones nos tenemos que apoyar en Estados Unidos o en la Alianza Atlántica para desarrollar misiones importantes”. Eso sí, ha apuntado que en materia de capacidades civiles, “la UE tiene un ´soft power` que podría ser un estupendo complemento del ´hard power` de la Alianza Atlántica, pero no se está avanzando por ese camino”.

El director de la revista Atenea cree que no se trata de un problema económico, “sino básicamente de la dificultad para que los grandes países de la Unión cedan su soberanía en beneficio de otros; la cedimos un poco en el euro y en las fronteras, pero no estamos dispuestos a hacerlo en materia de seguridad y defensa, que es lo que al final es indispensable para conseguir una unidad política”.

“Sin Ejércitos no hay Defensa, sin Defensa no hay Seguridad, sin Seguridad no hay Política Común”, ha concluido para, finalmente, lanzar un mensaje optimista: “Creo que la UE sigue siendo necesaria y que Europa tiene un modelo, un proyecto de sociedad que hay que seguir exportando”.

El Servicio de Acción Exterior

Por último, José Miguel Palacios, responsable del Servicio de Acción Exterior de la UE, ha explicado el trabajo de este organismo que contribuye a la seguridad europea. Su creación es muy reciente, pero a juicio del ponente “es producto de un gran éxito: el desarrollo desde 1999 de la Política Europea de Seguridad Común (PESC)”.

Palacios ha explicado que lo que nunca va a ser este servicio “es un Ministerio de Asuntos Exteriores. La PESC es común y está elaborada por los Estados miembros; si estos están de acuerdo en hacer algo en común, podremos gestionarlo, pero si no es así no lo podremos hacer”.

En cualquier caso, el trabajo del Servicio de Acción Exterior ya se está dejando notar. En la actualidad, cuenta con 140 delegaciones repartidas por todo el mundo. “En el momento que hay una crisis importante, como en la actualidad en Siria, nuestras delegaciones no suplantan a las embajadas, pero son la casa común de todo el mundo –ha señalado el ponente–, hay países que retiran sus embajadas y siguen confiando en la delegación para mantener su representación exterior y en estos momentos se está viendo que estamos aportando un valor añadido”.

Comentarios