El nuevo colegio de Monzón ofertará programas que sean un ejemplo en todo Aragón

Una vez finalizadas las obras del nuevo colegio de infantil y primaria de Monzón, el siguiente paso es realizar un estudio de viabilidad y establecer qué tipo de educación se va a impartir en el mismo. La idea es crear un modelo lo suficientemente atractivo para que sean los padres los que decidan llevar a sus hijos al nuevo centro. Así lo explicaba el Director Provincial de Educación, José Mª Cabello, que visitaba Monzón para explicar las previsiones de uso del colegio.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

A la pregunta de si el nuevo centro podría ser bilingüe como se había barajado, Cabello aseguraba que primero tienen que estudiar los diferentes programas educativos que recoge el catálogo de la Dirección General de Política Educativa; una entidad que ya está trabajando en la oferta para el próximo curso. No obstante, se mostraba cauto y decía que hay que esperar a que salgan las convocatorias. Pese a ello, afirmaba que el nuevo colegio ofertará programas exclusivos en todo Aragón.

El principal hándicap con el que cuenta este centro escolar es su situación, ya que se ha construido a 1’5 kilómetros de distancia del centro urbano. Sin embargo, Cabello aseguraba que el transporte escolar de la DGA va a estar garantizado; un servicio que se complementará con el bus urbano que se oferta desde el ayuntamiento.

José Mª Cabello estaba acompañado en su intervención por la alcaldesa, Rosa Mº Lanau, y el Concejal de Urbanismo, Raúl Castanera. La primera se mostraba muy satisfecha por la eficiente labor realizada por los trabajadores del área de servicios y urbanismo del consistorio, que ha permitido ahorrar muchos costes a las arcas municipales, y destacaba que el equipo de gobierno ha cumplido con su palabra de ejecutar las obras en los plazos previstos.

Un aspecto en el que también incidía el titular de Urbanismo, quien destacaba además que esta obra ha sido un claro ejemplo de la gestión transparente y de ahorro que está llevando el actual equipo de gobierno. Castanera recordaba que este proyecto era un compromiso de la anterior legislatura, y cifraba el ahorro obtenido en torno a 200.000 euros.

La Dirección Provincial confía en que el nuevo colegio sea lo suficientemente atractivo para que los padres decidan voluntariamente llevar ahí a sus hijos. Sin embargo, en caso de que no se cubriera el cupo, sí que se verían obligados a tomar medidas drásticas. El número de alumnos del primer curso debería rondar los 150.

Comentarios