El Valle del Aragón: 'llamamiento desesperado' al Gobierno de Aragón y ETUKSA para evitar el cierre de Candanchú

El valle del Aragón en particular, con el Ayuntamiento de Canfranc a la cabeza, y la Comarca de la Jacetania en general, intentan de forma casi desesperada que el Gobierno de Aragón y ETUKSA utilicen todos los recursos a su alcance para alcanzar un acuerdo que permita la apertura de la estación de esquí de Candanchú en la temporada que está a punto de comenzar. El alcalde de Canfranc y presidente de la Asociación Turística del Valle del Aragón, Fernando Sánchez, considera que la situación es “muy complicada. Es posible”, dijo, “que no haya solución porque hemos llegado casi a un punto de no retorno”.

En este sentido, el Ayuntamiento de Canfranc aprobó en pleno celebrado ayer sendas mociones de PSOE y CHA en las que insta al Gobierno de Aragón a que dé una solución inmediata que evite el cierre de la estación de esquí de Candanchú, la primera de ellas (PSOE), y una segunda en la que manifiesta su apoyo a los trabajadores del centro invernal (CHA), que llevan más de cuatro meses sin cobrar su nóminas. A este movimiento se sumará hoy el pleno de la Comarca de La Jacetania, que aprobará también una moción institucional del equipo de gobierno (PSOE-PAR), en la que insta al Gobierno de Aragón y Etuksa –empresa concesionaría de Candanchú- a “encontrar con toda premura” un acuerdo que posibilite la apertura del centro invernal la próxima temporada y que evite el desplazamiento de la demanda, un fenómeno que ya se ha iniciado debido a la incertidumbre reinante. Candanchú –que insiste en que el centro abrirá a pesar de no tener ni siquiera luz- inició recientemente la venta de abonos con resultados más que discretos.

“Por las noticias que tenemos las negociaciones están en punto muerto y no avanzan. El perjuicio ya se está viviendo y el acuerdo parece muy complicado”, indicó Fernando Sánchez. “Lo que pedimos”, añadió, “es que si es verdad que las negociaciones están tan complicadas, que se haga público y se arroje luz sobre las responsabilidades de las partes para que la ciudadanía y las instituciones locales dispongamos de esa información y podamos sacar conclusiones”.

A menos de dos meses del inicio de la temporada, el tiempo corre en perjuicio de un territorio para el que el cierre de Candanchú sería la espada de Damocles de una situación en la que la crisis económica y los perjuicios derivados de las inversiones públicas en otros territorios de la mano de Aramon (participada en un 50% por el Gobierno de Aragón), y otros, han supuesto ya la pérdida de más de un cuarto de millón de esquiadores en el último lustro. El cierre de Candanchú sería la gota que colmaría el vaso de la sostenibilidad del valle.

La moción institucional del Ayuntamiento de Canfranc incluye además un exhorto al Gobierno de Aragón para que “elabore un plan de inversiones en el valle para equilibrar los desajustes provocados por la empresa Aramon” y se inicien los trámites “para, en un futuro próximo, unir los dominios esquiables de Astún y Candanchú, y estos con la Estación de Canfranc”.