La Teleasistencia en la provincia no desaparecerá pero podría aplicarse el copago

Los recortes en materia de asistencia desde los presupuestos del Gobierno Central, podrían poner en jaque a la Teleasistencia a no ser que, como en la provincia, se estudie la posibilidad del copago por parte del los ancianos. Del millón y medio de euros anuales que cuesta este servicio, la Diputación Provincial de Huesca aporta el cincuenta por ciento y hasta ahora la otra mitad llegaba desde el IMSERSO. A pesar de la incertidumbre, desde Cruz Roja aseguran que la Teleasistencia "no desaparecerá".  La autonomía y la seguridad de cerca de cinco mil ancianos en la provincia de Huesca , dependen de que se establezca ahora un nuevo dispostivo que cierre al cien por cien este presupuesto. La prestación de este servicio ha supuesto un gran avance en la asistencia a los mayores que, ahora, podría estar a punto de dar un paso atrás. Sin embargo Francisco Barreña, presidente de la Cruz Roja en Huesca, asegura que no va a desaparecer ,aunque las familias deberán hacer un esfuerzo, si bien se está poniendo la maquinaria en marcha para buscar más soluciones.   Por su parte desde la Diputación Provincial de Huesca su presidente Antonio Cosculluela asegura que se va a mantener la aportación del cincuenta por ciento pero, si no hay soluciones, esto supondria que la mitad de las personas asistidas hasta el momento, se quedarían sin este servicio. La DPH, asegura, carece de capacidad económica para asumir el cien por cien.