El Gobierno de Aragón no entiende las declaraciones en Fomento sobre los desdoblamientos de la N-232 y la N-II

El portavoz del Ejecutivo Autónomo, Roberto Bermúdez de Castro, manifiesta su desacuerdo con el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, por calificar estas obras de “competencia desleal” para las autopistas. Por otro lado, el Gobierno de Aragón ha iniciado negociaciones directas con la concesionaria de las autopistas, Abertis para buscar soluciones que mejoren la seguridad vial de estas vías.

 

El Gobierno de Aragón  manifiesta su discrepancia con las declaraciones efectuadas hoy en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, por el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, en las que descarta  los desdoblamientos de la N-232 y la N-2  por considerarlos  “competencia desleal” para las autospistas.

 

El portavoz Roberto Bermúdez de Castro ha calificado de “incomprensible e inaceptable esta afirmación. El Ejecutivo aragonés no la comparte en absoluto, más cuando se trata de unas vías con alta siniestralidad”.

 

De hecho, reitera su compromiso de seguir reivindicando ante la Administración Central la necesidad de ejecutar estas obras con el objetivo de reducir la alta siniestralidad de estas vías.

 

Asimismo, con la finalidad de avanzar en la mejora de la seguridad vial de los tramos más conflictivos de la N-2 y de la N-232 en Aragón, el Gobierno de Aragón ha comenzado un proceso de diálogo directo con la sociedad concesionaria de las autopistas AP-2 y AP- 68, el grupo Abertis,  para buscar soluciones que ayuden a paliar los graves problemas de siniestralidad que afectan a los tramos de estas vias a su paso por la Comunidad autónoma.

 

Aunque se trata de vías de competencia estatal el Gobierno de Aragón ya ha tomado la iniciativa, y el consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes, Rafael Fernández de Alarcón, ha mantenido una reunión con responsables de la concesionaria Abertis para avanzar en la adopción de medidas que mejoren la seguridad vial de estos tramos y que ayuden a minimizar los riesgos que afectan a los conductores en los tramos conflictivos de estas vías.